Soluciones a la licuefacción del suelo

Cuando el suelo comienza a hundirse por diversos motivos y cuando ocurre se produce la llamada licuefacción del suelo. Lo normal y habitual es que los suelos aguanten tengan consistencia y sean resistentes para aguantar la carga que supone soportar todos lo monumentos o edificios.

El problema ocurre cuando los elementos sólidos de zonas granuladas tras un terremoto se convierte en líquido con la presencia de grandes cantidades de agua. Más posibilidades hay que ocurra en las zonas costeras y donde haya una alta humedad. Para los especilistas y catedráticos la licuefacción del suelo es «un fenómeno en el cual los terrenos, a causa de agua y particularmente en sedimentos recientes como la arena o la grava, pierden su firmeza».

Cuando esto ocurre, una de las opciones más habituales y necesarias es la aplicación de micropilotes que ofrecen las empresas de micropilotes. Estos aportan la fuerza de carga necesaria para volver hacer del suelo el mejor sustento para las edificaciones.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *